El pasado martes llegaron los presupuestos para el año 2010 al congreso. Los peores presagios se confirmaron: el presupuesto para I+D se recorta en un ¡37%! ¡15%! Y por si fuera poco encima dicen que será «suficiente»

Pero, ¿por qué es tan negativo este recorte?

  • En primer lugar, formar a un investigador cuesta una cantidad increíble de dinero: desde los estudios universitarios¹ hasta el doctorado pasando por másters, becas, estancias en el extranjero, etc. Pero, ¿qué pasa después? pues que una gran cantidad de investigadores españoles, formados con el dinero de nuestros impuestos, se van fuera porque aquí no se les valora, no se les ofrecen trabajos estables; en definitiva, le estamos regalando a otros países (USA, Alemania, UK, etc.) a nuestros más brillantes investigadores: les pagamos una formación que cuesta un pastón y cuando llega la hora de «rentabilizarlos» se van a otro país. Vamos, que estamos haciendo el imbécil, pero bien.
  • En segundo, lugar este recorte rompe la tendencia positiva de los presupuestos de los último años, de forma que muchos proyectos que se beneficiaron de estos incrementos se van a quedar sin financiación alguna. Es decir, se van a paralizar investigaciones, se van a reducir las becas y contratos para investigadores (lo que significa más paro o fuga de cerebros), etc.
  • Finalmente, el dedicar dinero a I+D supone crear una industria que no está en ningún otro lado. Es decir, si tu producto es único e innovador, sólo te lo pueden comprar a tí. Si haces lo que todo el mundo, pues lo más probable es que se lo compren a China o a Taiwan, que allí la gente trabaja por cuatro duros. Si sólo sabemos ofrecer casas en la costa y turismo de baja calidad, la gente acabará por irse a Turquía o Túnez que ofrecen los mismo pero más barato. Si, por el contrario, dedicamos nuestros esfuerzo a nuevas tecnologías (renovables, ferroviaria, TIC, etc.), a turismo del bueno y a productos de alta calidad, estaremos creando un valor añadido con el que nos será mucho más fácil competir con otros países.

Para más información:

Esta entrada se adhiere a la iniciativa La ciencia española no necesita tijeras propuesta desde el blog Aldea Irreductible. Puedes encontrar otros blogs que se han unido a esta iniciativa en la página www.cienciasintijeras.com


¹En la universidad pública, la matrícula sólo es un porcentaje de lo que realmente cuestan los estudios, eso sin contar que el alumno reciba algún tipo de beca; entonces el coste puede pasar ampliamente de los 6000€/curso.